Vida y Bienestar

por Paula DíazMi Bio

¿Conoces los beneficios de comer en familia?

Qué maravillosa costumbre que nos encanta practicar en España desde nuestros abuelos a los más peques de la familia: las comidas y reuniones familiares. Es […]

Qué maravillosa costumbre que nos encanta practicar en España desde nuestros abuelos a los más peques de la familia: las comidas y reuniones familiares. Es cierto que de vez en cuando nos rechina la idea de acudir a estos encuentros, motivado por alguna discrepancia con algún miembro de la familia con el que no acabamos de cuajar. Pero hoy te traigo una noticia que seguro te motiva, y más si tienes hijos.

Comer juntos y en familia está claro que supone una de las conductas más saludables que las familias tienen posibilidad de poner en práctica. El estrés y nuestras jornadas diarias llenas de falta de tiempo es cierto que no nos ayuda mucho a la hora de llevar este hábito a nuestro día a día. Además nuestros hijos suelen por ello comer en el colegio y nosotros, los adultos, en el trabajo.

Me encanta traerte lo mejor y el qué puedes llevar a cabo para hacer de tu vida un sueño realidad. Por eso, te ofrezco los mejores consejos para disfrutar de los tuyos cultivando el amor y logrando estos hábitos tan saludables que nos proporciona el comer en familia. ¿Sabes cuales son?

Según numerosos estudios se ha podido demostrar que el comer en familia condiciona a los niños a comer más fruta y verduras reduciendo así el riesgo de obesidad. Obviamente contando con que los progenitores sigan una dieta sana y equilibrada también.

Una investigación realizada en la Universidad de Illinois sobre las relaciones afectivas entre los familiares y la salud de los hijos de confirmaba que el compartir la mesa con nuestros familiares y mantener relaciones sociales propias de este momento reduce los riesgos de que los jóvenes puedan ser más propensos a engancharse a sustancias como el alcohol y otras drogas. Nuestra familia nos ama, el amor en estos casos juega el papel fundamental necesario.

 

comida-familiar

 

Entre otras conclusiones sacadas de dicho estudio podemos encontrar estupendos y fantásticos beneficios para la salud de nuestros peques, e incluso para nosotros mismos como adultos:

Mejora nuestra alimentación. Al encontrarnos con nuestra familia al menos 3 veces a la semana, reducimos un 20% el consumo de alimentos poco saludables y por el contrario aumentamos el consumo de alimentos sanos como las frutas y verduras.

Reduce los trastornos alimentarios. Si gozamos de 5 comidas familiares a la semana contribuimos a que el adolescente baje el riesgo de un 35% de darse atracones alimentarios, padezca anorexia o bulimia, así como ponerse a dieta sin que haya un motivo médico justificado.

Favorece el éxito académico. Si durante la comida familiar no vemos la televisión y conversamos con nuestros hijos y demás integrantes de la familia, esta situación motiva que los peques obtengan mejores resultados académicos y tengan muchas más ganas de aprender y descubrir su entorno desarrollando diversos tipos de inteligencia.

Paula Díaz

Comentarios