Vida y Bienestar

por Paula DíazMi Bio

3 consejos para estar perfectas (interiormente) durante estas fiestas

Hacía mucho que no te preguntaba cómo te encuentras. Espero que como yo, después del otoño tan cambiante en cuanto a temperaturas se refiere, te […]

Hacía mucho que no te preguntaba cómo te encuentras. Espero que como yo, después del otoño tan cambiante en cuanto a temperaturas se refiere, te siente bien un clima más estable. ¿Qué no te gusta el frío? A mí tampoco, pero créeme que nuestro cuerpo agradece una temporada sin tantos cambios.

Se acercan las Navidades y muchas sufrimos de síndrome pre navideño con ansiedad y estrés por doquier (te invito a mi taller gratuito Anti Estrés-Ansiedad en Madrid aquí). Queremos estar a todo con nuestra familia, 100% disponibles tanto en cuerpo y alma, y ya no te quiero ni contar si gozas de la compañía de peques en la casa.

Pues sí, claro que queremos amar con todo nuestro ser a nuestro seres queridos en estas fechas tan señaladas. Pero, ¡ah! ¿Sabes cómo no morir en el intento física y emocionalmente? Atenta porque hoy te cuento tres trucos imprescindibles para ello energizando tu cuerpo.

Ya sabes que creo fervientemente en el dogma “somos lo que pensamos y comemos”. Nuestro cuerpo nos sirve como vehículo para aprender y disfrutar la vida de la forma más bella posible pero si no lo cuidamos probablemente enfermemos y nos falte esa energía que todos necesitamos para vivir cada día. Para evitarlo te recomiendo:

1.Relájate y descansa
Un hábito súper saludable para recargar pilas es realizar pequeños descansos y desconexiones a lo largo de tu día. Si no corres el riesgo de saturar tu cuerpo y bloquearte interiormente, además de cansarte y perder la concentración de lo que estés llevando a cabo.

Cuando te vayas a la cama, haz todo lo posible por irte a una hora temprana. Asegúrate de hacer tuyo un sueño reparador. Para ello, antes de acostarte puedes tomarte una ducha calentita, practicar meditación o cualquier actividad que te dé paz/serenidad.

2.Practica deporte diariamente
Andar es el mejor ejercicio para ayudarte a relajar todo tu ser en esos momentos de cansancio y estrés. Recuerda estirarte cada día. Para ello te recomiendo ejercicios como el pilates, yoga o simplemente los estiramientos que nos enseñaron en el cole.

En un par de días me he propuesto nadar ya que me sienta mucho mejor que el gimnasio al moverme dentro del agua y sentirme “flotar” en ella. Me libera muchísimo, ¿y a ti?  Si no lo has probado te invito a ello, además reporta muchísima energía a nuestro cuerpo. ¿Qué no te gusta hacer deporte? Bueno, mientras coges el hábito deportivo también puedes bailar y reír, ¡reír mucho! Cualquier actividad que te haga sentir viva.

3.Respira y escucha a tu cuerpo
Algo que me encanta practicar desde que fui consciente de su necesidad en mi vida: escuchar mi cuerpo y ser. Recuerda que tu cuerpo es el mejor consejero ya que sois uno en todo momento. Tu intuición es tu gran amiga, aquella que siempre te dará la respuesta correcta y sabrá como hacerte sentir mejor. Para escucharlos es importante recibir las señales que te envían.

Por ejemplo, cuando sientas una parte de tu cuerpo dolorida presta atención al origen y para qué de este dolor. Un consejo para ello que te propongo practicar es que escuches tu corazón relajada. Para ello, respira durante unos segundos sintiendo con tus manos los latidos de tu corazón. La sensación resultante te permitirá relajarte, reconectar con tu cuerpo y calmar cualquier molestia tanto física como emocional.

Paula Díaz

Comentarios