Vida y Bienestar

por Paula DíazMi Bio

Dos preguntas para ahorrar tiempo y simplificar tu vida

Hoy me apetece traerte un poquito de frescura. Seguramente ya te habrás puesto a tono y cogido muchas rutinas sanas de nuevo año, pero para […]

Hoy me apetece traerte un poquito de frescura. Seguramente ya te habrás puesto a tono y cogido muchas rutinas sanas de nuevo año, pero para que tu vida sea de 10 te compartiré uno de los mejores consejos, vivir el aquí y ahora. En definitiva tener más tiempo para ti.

Por supuesto que estarás pensando “Paula, esta expresión se usa demasiado y está sobrevalorada”. Mi querida compañera de vida, vivir el presente es mucho más que eso. Es reflexionar sobre tu manera de actuar y sentir, tanto a nivel personal como profesional, y muy pocas personas saben llevarlo a cabo en este siglo XXI tan “movido”.

Para vivir el presente necesitamos disfrutar de nuestro bienestar interior. ¿Cómo? Simplificando nuestro camino a recorrer y sabiendo con el corazón que es el oportuno. Eso lo sabrás cuando tu entorno comience a estar formado por personas que te acompañan y no que te suponen un bloqueo o barrera para ser tú misma. Puedes conseguir simplificar tu día a día con práctica y realizándote estas 2 preguntas que hoy te traigo.

 

“Para simplificar las cosas, si tu pasado define tu presente… Entonces tu presente es lo que definirá tu futuro. Si lo piensas de ese modo… Tienes todo el potencial para ser lo que sea que quieras ser, ¿no estás de acuerdo?”

-Yukine a Yato-

¿Qué te ata y no puedes soltar?

Es normal que en determinadas etapas vitales nos aferremos a alguien o a un sentimiento determinado. Es la naturaleza de la humanidad, estamos repletos de hábitos o costumbres que no podemos dejar a un lado tan fácilmente.

Por ejemplo. ya sabes lo acostumbradas que estamos a escuchar el término persona tóxica: aquellas que su compañía nos genera un daño sobre la autoestima, nuestras creencias o sentimientos. Compañeros o compañeras que nos producen un malestar interior pero que, por diversos motivos, no podemos apartarnos de su lado tan fácilmente. Realízate esta pregunta y reflexiona qué o quién puede tenerte atrapado, y déjalo volar.

¿Cuál es tu objetivo o para qué te esfuerzas en este momento vital?

Es recomendable y muy saludable el identificar de vez en cuando el para qué te esfuerzas cada día, cuáles son tus objetivos y metas a conseguir. Si te sientes cansada al llevar a cabo tu jornada de trabajo no quiere decir que estés cumpliendo tus deseos o propósitos. Y no caigas en el error de creerte la expresión que nos suelen compartir de “si estás cansado de trabajar, es lo que hay”. Si lo haces te estarás conformando y perdiendo de vista tus sueños.

Además hacerte esta pregunta te ayuda a descubrir la tendencia que tenemos de estresamos por aquello que aún no hemos conseguido, olvidándonos de lo que sí hemos logrado. De que nunca serás feliz hasta que no tengas todo lo que consideras que necesitas. Para cambiar esta situación te invito a que reflexiones el para qué te esfuerzas y qué objetivos deseas cumplir.

 

Paula Díaz

Comentarios